{country_name} ↓ TRANS_MENU
Elije tu ubicación:
Mi portadaMi portadaMi portada

¿Qué está pasando ahora?

Entrar Entrar con Facebook
Usuario o contraseña incorrectos!

Deportes Economía Arte Tecnología Buzón de Lectores

Hoy el petróleo, la minería y los sectores estratégicos representan obras y desarrollo para estas comunidades, especialmente las amazónicas, mismas que son ejecutadas en coordinación con las comunidades y Gads mediante procesos participativos. El trabajo que está realizando Ecuador Estratégico es una muestra de la transformación y el desarrollo integral que está llegando a toda la región. Incluso sería recomendable suspender las placas que tienen la letra "Q".

Mal uso del Bicentenario

Fernando Salgado

H e visto con buenos ojos cómo los periódicos HOY y El Comercio, con el Comandante de la Policía Nacional se preocupan por el uso indebido del parque Bicentenario, que de tal solo tiene su nombre porque no se han hecho obras que faciliten su utilización con comodidad y, sobre todo, con seguridad, para las familias y deportistas. Les comento que en días anteriores, debido a la suciedad del sitio, mi querido hijo mayor sufrió un grave accidente en su bicicleta. Gracias a Dios y al casco ?que se destrozó- se salvó de un problema mayor y dos días después acudió a la presentación de Metallica. Al respecto, sugiero a los alegres promotores de estos espectáculos, que los realizan en un escenario no probo para el efecto, pasen esa misma noche en una de las casas de los afectados para ver qué les parece cambiar el rol de organizadores a perjudicados. Se deben buscar recintos alternos que brinden garantía y no se encuentren ubicados en la mitad de barrios residenciales, y peor aún siendo al aire libre.

Reasentamiento de Riobamba

Ángel Verdezoto Pazos

Por la iniciativa de Enrique Veloz Coronado, reconocido andinista riobambeño, la Sociedad Pedro Vicente Maldonado resolvió recordar un trascendental evento histórico. Este 1º de abril, al cumplirse 215 años del reasentamiento territorial de la Sultana de los Andes por parte de los municipios de Riobamba y de Colta, la Sociedad Pedro Vicente Maldonado organizó una programación que se cumplió exitosamente. Así se recordó este reasentamiento desde el cantón Colta (Chimborazo) donde fue la primera fundación de Riobamba que, por causa del terremoto del 1º de abril de 1797, que sepultó a la ciudad, llevó a la fundación definitiva en la Llanura de Tapi donde hoy permanece Riobamba, pujante y en pleno desarrollo.

Himno Nacional

Pablo Mauticio Páez

Antiguamente una composición poética en loor de dioses o héroes se llamó himno. Actualmente, himno nacional es una composición poética y musical que identifica y une a determinada colectividad. El Himno Nacional del Ecuador, compuesto en castellano y musicalizado con solemnidad, se lo entonaba en singulares ocasiones. Ahora, debido a peculiar y novelera disposición se lo entona cada seis horas alternadamente, en quichua y castellano, cual ritmo de moda. Se anuló la majestuosidad, se lo vulgarizó y ubicó al nivel de cualquier guaracha tropical. ¡Qué lástima!

Huilo Ruales Hualca

Lucía Alicia Ponce Correa

Huilo Ruales Hualca es uno de los narradores contemporáneos más importantes del Ecuador. Presentó sus crónicas “El alero de las palomas sucias”, leyó algunos textos, nos atrapó de inmediato, luego nos hizo llorar de la risa. Habla de temas actuales, de Amy Winehouse, de los perros como mascotas, del cementerio parisino Pierre Lachaise... ¡Es sencillo y encantador! “La ironía es su constante as bajo la manga. El sentido de lo grotesco adquiere en sus manos una simpatía bizarra? su obra es un manifiesto contra esa solemnidad acartonada, risible?” Según Iwasaki “?tiene talento y algo de esa mala leche que hay que tener para convertir un párrafo de seis líneas en las cuerdas de una guitarra”. Su historia del pakistaní viviendo 20 años en un aeropuerto no solo narra algo extraordinario, reflexiona, vuela? filosofa.

Aclaración

Ciro Morán Maridueña, Gerente General Ecuador Estratégico E.P

El pasado 16 de abril se publicó en HOY el artículo de opinión de Miguel Ángel Cabodevilla, titulado “Ecuador Estratégico y los hechos aislados”, en el cual se hace referencia al ataque Waorani del pasado 4 de abril de 2014 contra varios obreros de la constructora que trabaja con EEEP. Desde esta empresa pública se solicita se contraste la información, tomando en cuenta los siguientes argumentos: Gracias a la reforma de la Ley de Hidrocarburos y Ley Minera, que permiten que el 12% de las utilidades y excedentes de las empresas petroleras, y el 60% de las regalías mineras se destinen a las comunidades cercanas a los proyectos estratégicos. En la Ley de Hidrocarburos, art. 94, Participación Laboral, se indica que el 12% de utilidades será pagado al Estado y a los Gobiernos Autónomos Descentralizados, quienes lo destinarán a proyectos de inversión social y de desarrollo territorial en las áreas en donde se lleven a cabo actividades hidrocarburíferas. Estos proyectos deberán ser armonizados con el Plan Nacional de Desarrollo. En este contexto se creó la empresa pública Ecuador Estratégico, entidad que invierte más de $700 millones en 1 200 obras en las provincias de Sucumbíos, Orellana, Napo, Pastaza, Morona Santiago, Zamora Chinchipe, Azuay, Esmeraldas, Manabí, El Oro, Santa Elena e Imbabura; los niveles de intervención de EEEP comprenden servicios básicos, infraestructura y comunidades del milenio. Ecuador Estratégico materializa la política pública del gobierno nacional de redistribución de la riqueza, la justicia y la equidad, dotando de infraestructura básica a comunidades históricamente olvidadas. Hoy el petróleo, la minería y los sectores estratégicos representan obras y desarrollo para estas comunidades, especialmente las amazónicas, mismas que son ejecutadas en coordinación con las comunidades y Gads mediante procesos participativos. El trabajo que está realizando Ecuador Estratégico es una muestra de la transformación y el desarrollo integral que está llegando a toda la región. Por lo anteriormente expuesto solicito se sirvan contrastar la información, en pos de una comunicación efectiva que coadyuve al desarrollo nacional.

 Robo de placas y casas

Luis Gonzalo Padilla A.

La inspección de las placas de los vehículos debería ser permanente en calles, carreteras y parqueaderos y el tenerlas descuidadas debería considerarse una infracción grave. Los pillos suelen alterar las letras o números de las placas. Una ocasión observé que modificaban una letra “O” por “Q”. Incluso sería recomendable suspender las placas que tienen la letra “Q”. En otro ámbito, aunque de algo sirven las alarmas comunitarias, los robos a las viviendas persisten, por lo que considero que es necesario instalar cámaras comunitarias en las calles secundarias, donde los robos y asaltos son frecuentes.

 

Hoy
Hoy
16 Puntos

Deportes Economía Arte Tecnología ¡No puedo tener las venas en un sitio y la sangre en otro! @tuiteando

¿Y cómo van a recoger el trigo y a alimentar el fuego si ya no existen la canción, el territorio y peor sus personajes. ¿Será que el silencio bullicioso de la selva es la voz de sus ancestros, de las aves y animales que conforman el canto de los Taromenane que anuncia que van a recoger los frutos porque también son parte de la canción. Fuimos la juventud de aquel mundo nuevo y una pequeñísima parte de su motor. Humo, ruido, derrames, emanaciones, chongo y prostitución.

Por: Gonzalo Dávila Treuba

[email protected]

Dice por mí, la frase de Rafael Alberti, lo que se siente cuando los carentes de criterio callan u oponen argumentos justificativos de lo que será la hipotética erradicación de la pobreza gracias a la explotación del Yasuní. Y así como yo no acuñé la frase, quizá por ellos -todos los que el Yasuní conforman o lo defienden- pueda proponer los versos que León Felipe se los chantó a Franco:

“Tuya es la hacienda, la casa, el caballo y la pistola. / Mía es la voz antigua de la tierra. / Tú te quedas con todo y me dejas errante por el mundo? / mas yo te dejo mudo? ¡Mudo! / ¿Y cómo vas a recoger el trigo y a alimentar el fuego si yo me llevo la canción?”

“Mía es la voz antigua de la tierra”. ¿Será que el silencio bullicioso de la selva es la voz de sus ancestros, de las aves y animales que conforman el canto de los Taromenane que anuncia que van a recoger los frutos porque también son parte de la canción? ¿Es esto la lucha de la vida por si misma? ¿Una canción, una fuerza; lo que fuimos en el marco del Edén?

Pero las torres de explotación petrolera no admiten canciones. Perforan y pintan de negruzca suciedad el paisaje. Humo, ruido, derrames, emanaciones, chongo y prostitución. Noches de gala y transferencias bancarias cuando hablen de balances en inimaginables hoteles del exterior. Fotos y sonrisas. ¿Y cómo van a recoger el trigo y a alimentar el fuego si ya no existen la canción, el territorio y peor sus personajes?

La firma que pusiste, porque un joven te lo pidió, es un acto revolucionario pues puede cambiar su historia. Cuando en los 70 hablábamos de revolución, hacíamos nuestras frases como “La imaginación al poder”, “Prohibido prohibir”, “Seamos realistas, pidamos lo imposible” y con ello cambiamos de una u otra forma, parte de lo que estaba establecido. Juan XXIII, el 68 Francés, los Beatles, los Aguaviva de España, Woodstock, pensadores y filósofos borraron las fronteras del pensamiento. Fuimos la juventud de aquel mundo nuevo y una pequeñísima parte de su motor.

En el marco de lo sagrado de esta semana, llegue a los Yasunidos el mensaje de los versos de Alberti, puestos música por los Aguaviva, que dice: “Cantad alto. Oiréis que oyen otros oídos. / Mirad alto. Veréis que miran otros ojos. / Latid alto. Sabréis que palpita otra sangre. / No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo encerrado. / Su canto asciende a más profundo cuando, abierto al aire, ya es de todos los hombres”.

 

Hoy
Hoy
16 Puntos

Deportes Economía Arte Tecnología Si se calla el Cantor?

Yo la considero una endecha, una plegaria, suspirando por la resurrección del Cantor, para mi Jesús en la cruz. Puede que entren por una puerta de belleza y humanidad, en el misterio de Jesús Resucitado. Hoy invito a recordar a la gran Mercedes Sosa, y una de las más hondas canciones que interpretaba como nadie, Si se calla el Cantor, más allá del sentido en que pudo ser escrita y sentida por su autor. Ya sin pasados, sino en presente, como creemos que está, sí, junto a nosotros.

Por: Federico María Sanfelíu

[email protected]

“Para los que creen en él, no es necesaria una explicación; para los que no creen, es innecesaria toda explicación” decía hace años “La canción de Bernardette”. Después de una semana de intensa fe de los creyentes en Jesús, en este Quito de pluralismos y contrastes, llamado a ser ecuménico, no hemos de dar explicaciones. Nuestros rostros reflejan el brillo del resucitado. Y no nos avergüenza confesarlo muerto legalmente como malhechor, en una cruz, el más cruel tormento inventado hasta entonces. Y en tremendo desamparo, en el silencio del Padre, pero pleno de esa pequeña palabra, confianza, tan querida por Péguy. Hoy invito a recordar a la gran Mercedes Sosa, y una de las más hondas canciones que interpretaba como nadie, Si se calla el Cantor, más allá del sentido en que pudo ser escrita y sentida por su autor. Yo la considero una endecha, una plegaria, suspirando por la resurrección del Cantor, para mi Jesús en la cruz. Traten de oírla, leerla, cantarla en esa clave. Puede que entren por una puerta de belleza y humanidad, en el misterio de Jesús Resucitado. Ya sin pasados, sino en presente, como creemos que está, sí, junto a nosotros. “Si se calla el cantor calla la vida

porque la vida, la vida misma es todo un canto si se calla el cantor, muere de espanto la esperanza, la luz y la alegría. Si se calla el cantor se quedan solos los humildes gorriones de los diarios, los obreros del puerto se persignan quién habrá de luchar por su salario.

HABLADO

'Que ha de ser de la vida si el que canta no levanta su voz en las tribunas por el que sufre, por el que no hay ninguna razón que lo condene a andar sin manta'Si se calla el cantor muere la rosa de que sirve la rosa sin el canto debe el canto ser luz sobre los campos iluminando siempre a los de abajo.

Que no calle el cantor porque el silencio cobarde apaña la maldad que oprime, no saben los cantores de agachadas no callarán jamás de frente al crimen.

HABLADO 'Que se levanten todas las banderas cuando el cantor se plante con su grito que mil guitarras desangren en la noche una inmortal canción al infinito'. Si se calla el cantor . . . calla la vida.”

El drama de Jesús, tiene un correlato mucho más cercano de lo que imaginamos: ese grito de dolor que sube desde la tierra de todos los marginados, los humillados, los tenidos por nada, las lágrimas de las víctimas de nuestro irrespeto, desprecio y crueldad. El creyente ve en ellos a los cristos crucificados hodiernos y sabe de inmediato que le espera una tarea sagrada: bajarlos de la cruz, curar sus heridas, devolverlos a la vida. Hacer un mundo más humano, el que anuncia Jesús. Que tarea tan urgente y permanente. La Resurrección, con Jesús, los aguarda.

 

Hoy
Hoy
16 Puntos

Deportes Economía Arte Tecnología García Márquez, genio del país de la guerra sin fin

Pude ver que la guerra continuaba, impertérrita, cambiando de protagonistas y de centros neurálgicos, pero con igual reguero de sangre y la misma constante del despojo y del abandono.Desde 2012, las autoridades de Colombia y la principal guerrilla izquierdista de ese país están discutiendo en La Habana cómo poner fin al último medio siglo de guerra. Ojalá los colombianos no tengan que esperar otros 50 años.

Por: Diana Cariboni

[email protected]

La guerra continuaba, impertérrita, cambiando de protagonistas y de centros neurálgicos, pero con igual reguero de sangre

La primera vez que leí a Gabriel García Márquez fue frente a las pruebas de galera de "Relato de un náufrago" que Editorial Sudamericana se aprestaba a reeditar en Argentina. Estaba en los talleres de Sudamericana, en el barrio porteño de San Telmo, donde tanto me tocaba corregir una novelita gótica como un clásico de la literatura o una obra de la poeta Alejandra Pizarnik, así de variado era el menú.

Yo tenía 17 años y quedé fascinada por ese relato breve, un reportaje periodístico que García Márquez había publicado en varias entregas en El Espectador de Bogotá, en 1955, y que en 1970 fue llevado al libro.

Detrás de la peripecia personal del sobreviviente, en primera persona, García Márquez denunciaba que el naufragio del marino y de otros siete compañeros que murieron, se debió al excesivo contrabando que llevaba el buque destructor "Caldas", de la armada colombiana.

El país estaba por entonces bajo una dictadura militar, así que la denuncia terminó con la clausura del periódico y el primero de los varios exilios del periodista. El último fue en 1997. García Márquez nunca volvió a vivir en Colombia.

De allí, por supuesto, salté a "Cien años de soledad", la obra maestra que la misma Editorial Sudamericana le publicó en 1967 y que iba a revolucionar la literatura en español y a influir en la imagen y la configuración cultural que el resto del mundo tendría de América Latina. Los latinoamericanos caímos rendidos de amor, y de espanto, por la Colombia que García Márquez describió en esa y otras grandes ficciones.

La crueldad de sus guerras, la soledad de sus héroes, las patéticas volteretas de sus políticos y militares, la eternidad de sus dictadores, la ominosa presencia extranjera, el abandono de sus pueblitos rurales, todo tenía el realismo de lo sentido en carne propia y, siendo único, se parecía también a lo que pasaba en tantos rincones de la región.

Pero en la voz de García Márquez adquiría otra dimensión, onírica, exuberante y humorística, que nos transportaba como lectores y nos permitía reflexionar sobre nuestros males hasta con cierta alegría.

 Sus nombres, como Macondo o Aureliano Buendía, ya forman parte de la memoria colectiva de América Latina, tal como pasó siglos antes con El Quijote.

Devoré todos sus cuentos y novelas, desde "La Hojarasca" (1955), hasta la epigonal "Memoria de mis putas tristes" (2004), pasando por las formidables y muy distintas "El otoño del patriarca" (1975) y "El amor en los tiempos del cólera" (1985). Cuando corregía las pruebas de "Relato de un náufrago" yo todavía no sabía que iba a ser periodista.

Muchos años después, en 2007, viajé a Colombia como tal y tuve oportunidad de conocer la tierra que había vislumbrado a través de los libros de García Márquez, que en 1982 recibió el premio Nobel de Literatura. Pude ver que la guerra continuaba, impertérrita, cambiando de protagonistas y de centros neurálgicos, pero con igual reguero de sangre y la misma constante del despojo y del abandono.

Desde 2012, las autoridades de Colombia y la principal guerrilla izquierdista de ese país están discutiendo en La Habana cómo poner fin al último medio siglo de guerra. García Márquez, muerto de cáncer este jueves 17 en México, no llegó a ver a su país en paz. Ojalá los colombianos no tengan que esperar otros 50 años. (IPS)

 

Hoy
Hoy
16 Puntos

Deportes Economía Arte Tecnología A propósito de un robo

Lo que falta al patrimonio de Cuenca es dinero y experticia, pero sobre todo y paradójicamente, interés.Lo que pasa allí es solamente el fracaso más visible de un conjunto de desaciertos que revelan que Cuenca no sabe qué hacer con sus museos . Por: Susana [email protected] piezas del Museo Remigio Crespo Toral de Cuenca se sabían desaparecidas desde julio del año pasado.

Por: Susana Klinkicht

[email protected]

Doce piezas del Museo Remigio Crespo Toral de Cuenca se sabían desaparecidas desde julio del año pasado. Entre ellas, los laureles de oro con los que fue coronado el poeta en 1917 y cuyo valor simbólico supera en mucho el costo del metal, ya que forma parte del imaginario que hace que Cuenca se defina por su cultura.

La noticia recién se supo en estos días, porque los responsables confiaban en que las piezas podían aparecer en medio del desorden, en el que ya antes se han hallado objetos que se creían robados y otros, de los que ni siquiera se tenía un registro. En medio de acusaciones y defensas han surgido informaciones de otras piezas que se han esfumado antes.

Desde hace 30 años, la casona de cinco pisos colgada sobre el Barranco del Tomebamba ha sido objeto de varios intentos de apuntalarla, ponerla en valor, protegerla contra la intemperie y rescatar sus 30 000 piezas históricas de la destrucción. La mayor parte del tiempo, este lugar, que podría ser el más atractivo de su clase en el país, permanece cerrado. Es solamente el fracaso más visible de un conjunto de desaciertos que revelan que Cuenca no sabe qué hacer con sus museos.

Ninguna de las Alcaldías de estos años ha demostrado dar la importancia suficiente a los bienes culturales como para poner en práctica un proyecto contundente de gestión de sus propiedades. Le pertenecen, entre otros, el Museo de Arte Moderno, la Galería de la Alcaldía, la Casa de las Posadas y la Quinta Bolívar. También el conjunto ubicado en el barrio de El Vado, alguna vez previsto para albergar la “Casa de Europa”, que luego se transformó en Escuela Taller de Restauración, después de que la permanencia de los aprendices de oficios en el frágil edificio Remigio Crespo se tornara ya en la mayor pesadilla para ese museo. El Municipio está también a cargo de la Casa de Chaguarchimbana, restaurada para albergar el Museo de las Artes del Fuego y que hoy es sede de las oficinas de la Dirección de Cultura. A sus retrasos y desaciertos se atribuye que estos lugares estén destinados a fines ajenos o se contenten con ser receptores de propuestas, sin un norte propio. Mientras tanto, la colección de premios adquisición de la Bienal Internacional no tiene en donde ser exhibida y corre peligro de deteriorarse por las condiciones de almacenamiento. Está en restauración el enorme edificio de la antigua Escuela Central, que igual podría tener un final triste, sin no cuaja un proyecto para su manejo.

Existe la idea de crear un sistema de museos, que incluya a instituciones públicas privadas y religiosas, como el Museo de las Conceptas, salvado de la quiebra por la misma Alcaldía, el Museo de la Medicina, con decenas de miles de piezas arrumadas, o el de los Metales, que nunca llegó a funcionar, aunque posee un bello edificio y, por cierto, la Catedral Nueva, que depende ahora de una colecta para no desmoronarse. Lo que falta al patrimonio de Cuenca es dinero y experticia, pero sobre todo y paradójicamente, interés.

Lo que pasa allí es solamente el fracaso más visible de un conjunto de desaciertos que revelan que Cuenca no sabe qué hacer con sus museos

 

Hoy
Hoy
16 Puntos

Deportes Economía Arte Tecnología Resultados de restricciones

Las importaciones de bienes de consumo disminuyen en 6.5%, las materias primas en 9.3% y los bienes de capital caen en 3.9%. Por otro lado, las importaciones decrecen en todos sus rubros a excepción de combustibles y lubricantes que aumenta en 12.8%. En términos globales las exportaciones crecen en 4% anual frente a los mismos meses del 2013 frente a la contracción de 2.5% de las importaciones.

Por: Mauricio Pozo Crespo

[email protected]

No se dispone de cifras al primer trimestre de 2014, por lo que solo se puede analizar el comercio exterior del país en los primeros 2 meses de este año y luego de aplicarse las restricciones de importación del Gobierno. En términos globales las exportaciones crecen en 4% anual frente a los mismos meses del 2013 frente a la contracción de 2.5% de las importaciones. Esto significa que el saldo de la balanza comercial pasa de un déficit de $186 millones en enero y febrero del año anterior a un superávit por los mismos dos meses de $81 millones este año. Desglosando este resultado entre exportaciones e importaciones se observa que las primeras crecen fundamentalmente por la recuperación de exportaciones no petroleras en 13.7% frente a la caída de las petroleras en 3.2%. Por otro lado, las importaciones decrecen en todos sus rubros a excepción de combustibles y lubricantes que aumenta en 12.8%. Las importaciones de bienes de consumo disminuyen en 6.5%, las materias primas en 9.3% y los bienes de capital caen en 3.9%. En términos de toneladas métricas para materias primas y bienes de capital hay también una contracción entre enero y febrero de este año frente a los mismos meses del 2013, mientras que para el mismo período en el caso de bienes de consumo la cantidad de importaciones, paradójicamente, sube de 135 toneladas métricas a 161 toneladas métricas.

La balanza comercial no petrolera reduce su déficit entre enero y febrero 2013 a esos meses del 2014, pues pasa de un desbalance de $1 511 millones a uno de $ 1 045 millones. En contraste, el saldo de la balanza comercial petrolera cae de un superávit de $1 325 a uno de $1 126 millones.

Para que el lector no se pierda en los números, efectivamente hay caída de las importaciones pero estas se producen en todos los conceptos que generan crecimiento económico, inclusive en bienes de consumo que equivocadamente se piensa no producen valor agregado. Si las exportaciones tuvieran un crecimiento más acelerado por mayor inversión extranjera en proyectos de exportación o por el beneficio de acuerdos comerciales con nuestros principales socios, no serían necesarias estas restricciones que producen menor actividad económica y más desempleo. En esto último del empleo, llama la atención que las cifras a marzo 2014 frente a diciembre 2013 reflejan un sensible deterioro. El desempleo pasa de 4.8% a 5.6%, es decir, crece en casi un punto porcentual en un trimestre mientras el subempleo se reduce en una menor proporción al pasar, entre las mismas, fechas del 51.5% al 49.7%.

Por no haber propiciado en siete años un mejor entorno para las exportaciones, hoy buscan corregir el problema a través de limitar importaciones, las mismas que afectan el crecimiento de la economía y el empleo. Este año 2014, de continuar la coyuntura como se observa, menos importaciones y menos liquidez, el país registrará un nivel de actividad menor al estimado por el BCE del 4%, por lo que probablemente se presente un aumento del PIB cercano al 3.5% y con tasas de empleo menores.

Hay caída de las importaciones pero estas se producen en todos los conceptos que generan crecimiento económico

 

Hoy
Hoy
16 Puntos

Deportes Economía Arte Tecnología Sustitución de las importaciones

Y la experiencia señala que no hay país ni empresa exitosa, cuya estrategia se haya basado en la restricción de importaciones o el ahorro del gasto. El fondo de la cuestión está en determinar un nivel protección que no signifique altos costos para el consumidor, obligado a pagar precios más altos por productos de diferente calidad y que las empresas resultantes sean eficientes para competir en otros mercados. Ecuación fácil de formularla pero compleja en su aplicación práctica.

Por: Francisco Rosales Ramos

[email protected]

El esquema no es nuevo, apareció en las décadas de los cuarenta y cincuenta en América Latina, principalmente como consecuencia de la escasez de productos derivada de la Segunda Guerra Mundial. Tuvo su apogeo en los sesenta y parte de los setenta, para luego estrellarse en los ochenta, cuando se comprobó que, en la mayoría de los casos, había producido una industria que no era capaz de competir en los mercados internacionales y acusaba alta dependencia de materias primas y productos intermedios importados. Dicho de otra manera, creó rigideces en la balanza comercial, pues lejos de ahorrar divisas, dependía de los insumos importados para subsistir. Se le reconocen efectos positivos en la generación de empleo y en la creación de procesos de cierta complejidad, que requieren personal especializado, pero la evaluación general es más bien negativa.

Se puede incentivar la industria a través de protecciones arancelarias y mecanismos paraarancelarios, como normas técnicas. El fondo de la cuestión está en determinar un nivel protección que no signifique altos costos para el consumidor, obligado a pagar precios más altos por productos de diferente calidad y que las empresas resultantes sean eficientes para competir en otros mercados. Ecuación fácil de formularla pero compleja en su aplicación práctica. Cuando hace ya varios años tuve responsabilidad sobre las políticas del sector, se disminuyeron sensiblemente los aranceles proteccionistas, se simplificaron y confirmaron los incentivos tributarios, pero al mismo tiempo la industria tuvo que competir en el mercado interno con el similar importado y se promovió la exportación a otros mercados, especialmente del Área Andina.

Las anteriores reflexiones a propósito del súbito cambio de la política económica en los últimos meses. Siete años de importaciones indiscriminadas y de estímulo al consumo a través del creciente gasto público; y, de pronto, la restricción masiva de las importaciones, dejando en los puertos centenares de contenedores que no se pueden desaduanizar a menos que el importador se someta a fórmulas de producción parcial interna y en todo caso a disminuir los volúmenes importados. Esto ha provocado el desconcierto en varias actividades económicas sobre todo por la volatilidad de las políticas. Y para justificarlas, se ha sacado de la manga la defensa de la dolarización, a la que la ciudadanía defiende con irrepetible entusiasmo, por los beneficios que ha recibido.

Al gobierno le corresponde definir las políticas económicas, pero es fundamental su estabilidad y persistencia, pues los cambios frecuentes y bruscos nunca producen efectos positivos. Y la experiencia señala que no hay país ni empresa exitosa, cuya estrategia se haya basado en la restricción de importaciones o el ahorro del gasto. Al contrario, el fomento de las exportaciones, la inversión productiva y el incremento de las ventas, han sido la fórmula del éxito.

El problema está en determinar un nivel protección que no signifique altos costos para el consumidor, obligado a pagar precios más altos

 

Hoy
Hoy
16 Puntos

Deportes Economía Arte Tecnología Desventuras del escritor

Sin embargo, en el apogeo de la gloria, se recuerda poco las dificultades, privaciones y sacrificios del trabajo que abrió al escritor las puertas de la fama. Al escritor colombiano se lo siente tan cercano que, en los innumerables artículos, no le dejan de llamar por el confianzudo nombre de Gabo y hasta se evocan recuerdos personales, reales o tal vez inventados, si no de mismo escritor de carne y hueso, vividos por él con sus parientes y amigos.

Por: Diego Araujo Sánchez

[email protected]

Parecería que, tras la muerte de Gabriel García Márquez, los artículos de homenaje que se han publicado en los diarios de todo el mundo no dejan casi nada nuevo para decir sobre el Nobel de Literatura: se lo recuerda como el extraordinario narrador que llevó a su expresión de mayor madurez el realismo maravilloso, se alude a la condición tan representativa de la realidad y los mitos de América Latina de sus Cien años de soledad, se comentan las cualidades de sus otras novelas, cuentos y guiones de cine, se mencionan sus crónicas y reportajes y su experiencia como gran maestro del periodismo.

Al escritor colombiano se lo siente tan cercano que, en los innumerables artículos, no le dejan de llamar por el confianzudo nombre de Gabo y hasta se evocan recuerdos personales, reales o tal vez inventados, si no de mismo escritor de carne y hueso, vividos por él con sus parientes y amigos.

Sin embargo, en el apogeo de la gloria, se recuerda poco las dificultades, privaciones y sacrificios del trabajo que abrió al escritor las puertas de la fama. García Márquez confesó en 1966 al diario “El Espectador” las desventuras de un escritor de libros: “Escribir libros es un oficio suicida. Ninguno exige tanto tiempo, tanto trabajo, tanta consagración, en relación con sus beneficios inmediatos. No creo que sean muchos los lectores que al terminar la lectura de un libro se preguntan cuántas horas de angustias y de calamidades domésticas le han costado al autor esas 200 páginas, y cuánto ha recibido por su trabajo?”

Las casi 400 de Cien años de soledad fueron escritas en 18 meses de encierro. Era la novela que había soñado con crear García Márquez desde su juventud. En realidad, casi todo lo escrito antes de esos 18 meses, publicado o en gestación, es una preparación o anticipa algunos personajes o circunstancias narrativas o una expansión de algún episodio de su obra maestra.

Es conocida la historia que marca el comienzo de ese encierro en el departamento en donde viven con su mujer y sus dos hijos en la ciudad de México: cuando iba de paseo con la familia a Acapulco en el Opel que habían comprado con parte del premio Esso de novela que obtuvo por la “Mala hora”, surge la primera frase de Cien años de soledad: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento... “ Los 18 meses exigieron tiempo completo, renunciar a ganarse la vida en una empresa de publicidad y a escribir otros guiones de cine, vender el Opel para sobrevivir, aceptar una cada vez más estrecha economía familiar en cuyo manejo pudo salir adelante gracias a la ayuda de su esposa Mercedes y, por supuesto, esperar largo tiempo para tomarse otra vez unas vacaciones con ella y sus hijos. Cuando envían los originales para la publicación en Sudamericana de Buenos Aires (la primera edición es de mayo de 1967), han debido vender los últimos electrodomésticos para solventar el gasto del correo.

Ahora que García Márquez está para siempre en la gloria de los bienaventurados, gloria que le importaría tan poco como al coronel Aureliano Buendía las batallas ganadas y perdidas, no se deben olvidar esas desventuras del escritor

La novela maestra de García Márquez fue escrita en 18 meses de encierro del escritor en su departamento en México

 

Hoy
Hoy
16 Puntos

Deportes Economía Arte Tecnología El incendio desnudó la desigualdad en Chile

Según el gobierno

El devastador incendio de la semana pasada en Valparaíso, que dejó 15 muertos, 2 900 casas destruidas y más de 12 500 damnificados, dejó al desnudo la desigualdad en Chile.

Así lo aseguró ayer el ministro portavoz del Ejecutivo de la presidenta Michelle Bachelet, Álvaro Elizalde, en declaraciones a Televisión Nacional.

Elizalde coincide con los organismos internacionales que, por años, han destacado en sus informes la desigualdad en Chile, pese a ser uno de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), también llamada "el club de los países ricos".

Tras criticar la labor de los políticos en esta materia, Elizalde dijo que son ellos los que deben solucionar los problemas que afectan a la sociedad, con reformas estructurales como las que ha presentado Bachelet.

Ella, que asumió por segunda vez la Presidencia el 11 de marzo, remitió al Parlamento una reforma que plantea subir del 20% al 25% el impuesto a las empresas para obtener cerca de $8 200 millones. Esos recursos también servirán para los damnificados del reciente terremoto. (Efe)

 

Hoy
Hoy
16 Puntos
1

Deportes Tecnología Economía Arte El matrimonio gay divide a los peruanos

Las iglesias católica y evangélica y más del 60% de peruanos se oponen.Tres proyectos de ley sobre la legalización de la unión civil entre personas del mismo sexo reposan en el Parlamento peruano. Fue realizada entre el 4 y el 8 de abril a 1 200 personas.Según otro sondeo, de Ipsos, la unión civil gay no matrimonial es rechazada por 61% , aunque 33% se declara a favor de que puedan compartir bienes o vivan juntas.La encuesta fue realizada a 1 216 personas entre el 13 y 16 de este mes.

En mayo, el congreso debatirá tres proyectos para legalizarlo

Diputados oficialistas y opositores, autoridades, diversas ONG y sectores apoyan su legalización. Las iglesias católica y evangélica y más del 60% de peruanos se oponen.

Tres proyectos de ley sobre la legalización de la unión civil entre personas del mismo sexo reposan en el Parlamento peruano. Su debate, previsto para inicios de mayo próximo, promete ser intenso.

Como preámbulo, el 12 de este mes, el congresista opositor Carlos Bruce y el oficialista Sergio Tejada, junto a altos funcionarios de la Municipalidad de Lima y figuras del espectáculo, encabezaron una concurrida marcha de apoyo al colectivo GLBTI, realizada en la capital peruana.

Pancartas con mensajes como "Marcha por la Igualdad, Unión Civil ya", portaban algunos de los partidarios de la legalización de las bodas gay.

Pero el debate de este tema que divide a la sociedad peruana se prendió en septiembre del año pasado. Ese mes, Bruce, exministro de Vivienda en el Gobierno de Alejandro Toledo, sorprendió con la presentación de su proyecto a favor de la unión civil entre personas del mismo sexo.

El texto plantea que podrán formar sociedades gananciales, salvo que acuerden lo contrario.

Desde entonces, el debate se ha mantenido en la prensa, pero el colectivo GLBTI ha ido sumando apoyo. Unión Civil Ya entregó a Bruce 10 mil firmas de ciudadanos que respaldan la norma.

En ella se plantea que los "compañeros civiles" tengan los mismos derechos que un pariente de primer grado en temas pensionarios y hereditarios. También reconoce su derecho de visitar a sus parejas en un hospital o en un centro penitenciario, y de tomar decisiones para el inicio de tratamientos quirúrgicos.

En caso de extranjeros, el proyecto de Bruce posibilita que adquieran la nacionalidad peruana luego de dos años de haber celebrado la unión civil, que deberá ser inscrita en el Registro Identidad y Estado Civil (Reniec).

Para ello, el legislador plantea la creación de un quinto estado civil. La propuesta es apoyada por el Ministerio de Justicia y la Defensoría del Pueblo.

Una encuesta de Datum Internacional, publicada ayer en los medios peruanos, señala que 73% votaría contra la unión civil. Fue realizada entre el 4 y el 8 de abril a 1 200 personas.

Según otro sondeo, de Ipsos, la unión civil gay no matrimonial es rechazada por 61% , aunque 33% se declara a favor de que puedan compartir bienes o vivan juntas.

La encuesta fue realizada a 1 216 personas entre el 13 y 16 de este mes. Los dos sondeos tienen un nivel de confianza de 95%.

El cardenal Luis Cipriani, presidente de la Conferencia Episcopal de Perú, levantó un avispero al decir que la unión civil va contra la ley natural, atenta contra la dignidad y amenaza a los niños. Entre las voces que cuestionaron a Cipriani se destaca la del Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa. Él, además de recordarle que la Constitución prohíbe someter a debate temas sobre los derechos fundamentales, consideró cavernaria su postura. (MEVO)

 

Hoy
Hoy
8 Puntos
1 2

Economía Tecnología Obama visita Asia para mejorar alianzas

(AFP) Tratará las disputas territoriales que oponen a sus aliados con China. China reclamó igualmente su soberanía sobre otras islas situadas en el mar de China del sur, enfrentándose en este caso, sobre todo, a Filipinas y Vietnam. Obama además insistiría en remarcar el deseo de su país de que las disputas marítimas en curso en los mares de China oriental y del sur de China se resuelvan de manera pacífica, en el respeto del derecho. Ambos dirigentes ofrecerán una rueda de prensa conjunta.

Japón, surCorea, Malasia y Filipinas, en agenda

En medio de un período marcado por fuertes tensiones geopolíticas, Barack Obama intentará reforzar las alianzas de Estados Unidos con Asia. Iniciará una gira la próxima semana en una región que considera prioritaria para su segundo mandato.

El presidente estadounidense, que partirá el martes, viajará a Japón, Corea del Sur, Malasia y Filipinas. Se verá, sin dudas, obligado a tratar durante sus reuniones de trabajo las disputas territoriales que oponen a los aliados de su país con China.

Según la consejera de seguridad nacional de Obama, Susan Rice, este viaje será una oportunidad importante para subrayar la atención que merece la región del Asia-Pacífico.

“En un momento como este, marcado por tensiones regionales, especialmente en torno a Corea del Norte y por motivos territoriales -dijo Rice-. Esta gira ofrece la ocasión de afirmar nuestro apego a un orden fundado en el derecho en esta parte del mundo”.

Según ella, hay una demanda significativa para que Estados Unidos juegue un papel de líder en la región. Su estrategia de reequilibrio abarca a los sectores económico, político, cultural y a los temas de seguridad en el nordeste y el sudeste de Asia.

Obama además insistiría en remarcar el deseo de su país de que las disputas marítimas en curso en los mares de China oriental y del sur de China se resuelvan de manera pacífica, en el respeto del derecho.

En noviembre pasado, Beijing proclamó de manera unilateral una Zona Aérea de Identificación (ZAI) en el mar de China oriental, cuyo trazado incluía las islas Senkaku, administradas por Japón pero reivindicadas por China bajo el nombre de islas Diaoyu. Washington condenó de inmediato esa iniciativa.

China reclamó igualmente su soberanía sobre otras islas situadas en el mar de China del sur, enfrentándose en este caso, sobre todo, a Filipinas y Vietnam. El miércoles, Barack Obama iniciará una visita de Estado a Japón, con una cena con el primer ministro, Shenzo Abe, con quien volverá a reunirse al día siguiente tras una visita al palacio imperial. Ambos dirigentes ofrecerán una rueda de prensa conjunta. (AFP)

Tratará las disputas territoriales que oponen a sus aliados con China.

Hoy
Hoy
16 Puntos
1

Deportes Tecnología Economía Arte Íntag sin minas: 400 líderes pedirán una consulta popular

Pero para Polibio Pérez, dirigente histórico de Íntag y que dirige a 14 comunidades en su lucha ecológica, ese no es el punto. Luego llegaron los japoneses de la Bishmetal Exploration y entonces la acción de defensa de la naturaleza se extendió a todo el valle y se formó Defensa y Conservación de Íntag (Decoin). Desde la Enami se dice que se ha socializado el proyecto en las comunidades de Chalguayacu, Las Magnolias, Río Verde, La Magdalena, García Moreno.

Por: Iván Flores Poveda

Editor de Información

Para este sábado 26 se prevé realizar una asamblea general el Junín

14 comunas se aferran al ecoturismo, la agricultura orgánica y la hidroelectricidad de baja escala para subsistir.

“Ya se acaba la historia? Si nos reubican por las minas, se acaba Junín”. Víctor Calvache es uno de los fundadores de la comunidad que está en el corazón de la concesión minera Llurimagua, uno de los 10 proyectos de desarrollo a cargo de la estatal Enami. Llegó a la zona cuando tenía 15 años. La fiebre de la caña de azúcar y las cascadas fueron el imán. Ha vivido medio siglo en paz con la tierra. En los últimos 20 años perdió pelo y dientes defendiendo su hogar de las empresas extranjeras. Pero ahora siente temor: la resistencia es hoy contra el Estado.

Desde la Enami se dice que se ha socializado el proyecto en las comunidades de Chalguayacu, Las Magnolias, Río Verde, La Magdalena, García Moreno? En esta última está el colegio donde estudia la mayoría de jóvenes de la zona. Muchos padres cuentan que hacia el 17 de febrero hubo una reunión a la cual asistieron bajo riesgo de sanción. Ese día Jorge Glas, el vicepresidente, bajo en helicóptero, entregó motocultivadoras y se habló de los beneficios del desarrollo.

Este Diario solicitó, hace una semana, una entrevista con Santiago Yépez, gerente de Enami, sin respuesta hasta el momento. En la estatal se insiste que hay socialización y, de hecho, varios campesinos con quienes habló este medio admiten que los funcionarios públicos cuentan lo que van a hacer. Pero para Polibio Pérez, dirigente histórico de Íntag y que dirige a 14 comunidades en su lucha ecológica, ese no es el punto. Él cuenta que desde 1996 la asamblea cantonal de Cotacachi se manifiesta año tras año en contra de la minería.

“Aquí no tienen que venir a decir qué van a hacer. Aquí tienen que organizar una consulta popular y que los campesinos decidan”. De hecho, dice que ahora cuentan con el respaldo de Yomar Cevallos, alcalde electo. Por eso, este sábado 26 de abril se vivirá en Junín una reunión con 400 líderes del valle, entre ellos el nuevo burgomaestre y también el Prefecto entrante, para articular la resistencia social y exigir la liberación de Javier Ramírez, presidente de la comunidad, preso desde el 10 de abril.

Alirio Ramírez, una de las cabezas del desarrollo ecoturístico de la zona, sabe que esta no es una lucha solo de Junín. “La gente ?dice- ha tomado mucha conciencia. Los comuneros de Peñaherrera, Cuellaje, Vacas Galindo son solidarios con nosotros, nos dan ánimos, nos dicen que estamos luchando por vivir felices, sin ser manipulados por nadie”.

A Javier Ramírez, no obstante, se acusa de haber obstaculizado el tránsito, agredir física y verbalmente a funcionarios de la Enami y de haber roto el parabrisas de una de las camionetas de la estatal. Esta es la versión oficial. Sin embargo, 10 personas con las que habló HOY aseguran que ese domingo 6 de abril Javier estaba en su casa: recibía cuidados médicos por una inflamación de su rodilla.

La gente, sin embargo, no niega que aquel domingo hubo incidentes. Una madre de familia que se dedica al ecoturismo ?y que pide la reserva de su nombre- dice que las camionetas de la Enami cruzaron a toda velocidad y que casi atropellaron a una campesina. Por eso reaccionaron.

“Las comunidades en vez de echarse para atrás se han fortalizado ?dice Polibio Pérez-. Es un error tan grande del gobierno enviar señales de fuerza ante 14 comunidades que están férreamente unidas contra la minería. Nosotros queremos dialogar con una comisión de alto nivel, porque cuando hemos hablado con los funcionarios de rangos medios y hemos hecho nuestras preguntas, las respuestas todavía no llegan”.

Una de ellas es puntual: ¿cuáles serán los parámetros ambientales? En el subtrópico imbabureño hay razones de sobra para la duda. En las zonas altas, la gente tiene problemas de salud por las minas de caliza en el sector de Selva Alegre (ver recuadro), donde los picos de varios cerros prácticamente han desaparecido (ver foto principal). Y en las zonas bajas recuerdan los efectos de la exploración de los japoneses.

Carlos Zorrilla, activista ambiental que vive 35 años en la zona, cuenta que Bishmetal Exploration perforó varios pozos y halló aguas freáticas con altas concentraciones de arsénico, cadmio, cromo? Esos pozos ?dice Zorrilla- nunca fueron sellados y el agua pesada bajó a los ríos con la consecuente contaminación. “Por eso los inteños se oponen tenazmente a que se vuelva a hacer lo mismo, pero ahora a gran escala”.

Al respecto, Pérez no titubea. “Yo no soy de las personas que dicen ‘a mí me han dicho’. Yo he estado en varios países y he palpado cómo son, por ejemplo, las minas de Chile. Entonces, no hay ni punto de comparación entre el desierto de Atacama y la biodiversa cordillera del Toisán, con miles de especies endémicas y donde nacen importantes fuentes de agua”.

Israel Pérez, hermano de Polibio, cuenta que en 2010 presentaron un proyecto de una red de minihidroeléctricas con las cuales Cotacachi podía ser autosustentable en energía e incluso podía comercializar excedentes. “Tenía financiamiento a partir de cooperación internacional, pero el Gobierno ha centralizado el tema energético y no nos da las autorizaciones para avanzar”.

Esta no es la única respuesta de los inteños ante la avanzada minera. El café de buqué frutal que crece a la sombra, el shampú de aloe, la panela orgánica, bajo certificaciones de comercio justo, son un referente mundial.

El agua y el aire mueren en Selva Alegre

130 hogares, repartidos en el sector de Selva Alegre y la cuenca alta de Íntag han iniciado una lucha contra la contaminación que se genera en las minas de caliza que son aprovechadas por la cementera Lafarge.

Este grupo se ampara en el informe general de Contraloría DAPyA-0051 -2013, publicado en octubre pasado. Tras revisar el documento, los afectados indican que la contaminación del aire, por partículas suspendidas, supera en 40 veces los límites determinados por la ley.

En la página 35, del Anexo 4 de dicho documento se lee que, mediante 35 pruebas de laboratorio con base en muestras de agua, emisiones gaseosas, calidad de aire y ruido ambiental se supera los límites máximos permisibles. Este hecho, de acuerdo con los demandantes, no fue observador por el Ministerio del Ambiente.

En ese mismo sentido se expresa la Contraloría. Solamente en los exámenes del agua se indica que hay fenoles, oxígeno disuelto, cadmio, cobre, aceites y grasas que exceden los límites de la norma.

En el aire, en cambio, se registraron 696,6 ug/cm3 de material particulado cuando el límite máximo es 50 ug/cm3.

El texto de la Contraloría concluye que el Ministerio del Ambiente se limitó a ratificar las inobservancias en la explotación de las minas de Selva Alegre, cuando lo que correspondía, según la fundamentación constitucional del ente de control, era la revocatoria de varios permisos ambientales, entre otras medidas.

Los comuneros sostienen que al menos 11 artículos de la Constitución fueron irrespetados en más de 30 procedimientos por varios entes estatales, principalmente por el Ministerio del Ambiente.

‘Aquí nadie se siente solo’

Punto de Vista: Carlos Zorrilla nació en Cuba. Es fotógrafo y hombre de campo. Vive en Íntag desde hace 35 años.

‘La gente de Íntag está enraizada a esta tierra. La cohesión y la solidaridad es aquí lo más importante. Aquí nadie se siente solo. Vivimos en una doble comunidad: la social y la biótica. Entonces ¿cómo es posible que se llame tirapiedras y terroristas a quienes defienden su paz? Las autoridades, quizá porque viven en la ciudad, no entienden por qué es tan tenaz esta resistencia. En Íntag se confrontan dos visiones sobre lo que es la vida. No podemos negar que aquí hay gente que aceptó el mito del desarrollo como principio del bienestar, que es una marca del viejo capitalismo y que Correa ha recuperado con una retórica convincente. La mayoría, en cambio, quiere vivir bien con toda su comunidad, en paz con un uso respetuoso de los recursos naturales y sin prisas económicas.

Yo vivo aquí hace 35 años y vivo de mis plátanos, mis yucas, mi café, mis gallinas? Empecé a defender la tierra cuando, 20 años atrás, invadieron mi tierra y mataron un oso de anteojos para vender su vesícula a un japonés. A la par, la gente deforestaba violentamente la zona, entonces surgió el primer colectivo ambientalista: Grupo de Guardabosques Flor de Mayo. Ahí me di cuenta de que al Estado no le interesa la conservación. Documentamos todo el caso, con los responsables, y nadie hizo nada. Luego llegaron los japoneses de la Bishmetal Exploration y entonces la acción de defensa de la naturaleza se extendió a todo el valle y se formó Defensa y Conservación de Íntag (Decoin). Los japoneses, sin embargo, vieron que el Gobierno de entonces, el de Sixto Durán Ballén, estaba metiendo la pata y no quisieron integrar el proyecto.

El 14 de mayo de 2004 se asomó Ascendant Copper (AC) por aquí, al principio ofreciendo todo: carreteras, puentes? Pero la gente ya estaba organizada y dijimos: no queremos. AC encontró más cobre en Junín, pero quería ampliar la exploración a toda la cordillera del Toisán. Ahora en el Plan Nacional del Buen Vivir se dice que aquí hay cobre para 70 años. Eso es inventado. Esto no es Perú o Chile. Aquí sí hay minerales, pero están tan dispersos ?no están en vetas- que se tendría que tumbar toda la cordillera para extraerlos.

Mucha gente que fue contratada por AC, para limpiar un poco el carretero, se dañó porque recibía dinero fácil y se lo gastaba ese mismo día en cerveza. Muchas de esas personas están esperando que vuelva el maná de la minería. Pero yo creo que la chilena Codelco está por irse de Íntag. El conflicto social en la zona, el precio del metal y el reciente descubrimiento de grandes depósitos de cobre en Chile serían algunas de las razones. Pero desgraciadamente vienen los chinos? No obstante, por la información sobre los pasivos ambientales de las empresas chinas, será más fácil que se articule la resistencia en contra de ellos que en contra de los chilenos.

En todo caso, la gente se está preparando para una tercera batalla. Y no contra una “transnacional imperialista”, sino con una empresa del Estado. Es más difícil, sin embargo, porque el Gobierno tiene su aparataje: justicia, SRI, Policía, Ejército? Y ya lo están usando.

Esta lucha también trae consecuencias personales. Los exabruptos del Presidente contra mí crean una reacción. Los que esperan una platita de la minería me miran a mí como un estorbo. Hace poco, en una reunión amplia donde estaban tres personas que apoyan la minería, uno de ellos me dijo. Usted, extranjero, está aquí robando plata? Algunas declaraciones del Presidente crean xenofobia. Unos meses atrás, pasé varios días muy mal, porque no sabía si la Policía iba a llegar en cualquier momento. La espada de Damocles siempre está allí, pero conjuro esa angustia con la tierra y con la fotografía. Cuando puedo, me escapo a hacer fotos. Y escribo. La minería es una maldición y luchar contra ella demanda mucho esfuerzo. Las empresas se van y el cobre sigue. Esa maldición está latente... Solo cuando los gobernantes cambien su visión habrá paz.

 

Hoy
Hoy
8 Puntos

Deportes Economía Arte Tecnología El regreso del Banco Mundial

Si el préstamo del Banco Mundial se da en condiciones tan ventajosas, ¿por qué, entonces, el Gobierno seguía acudiendo a fuentes más costosas . El Gobierno se ha limitado a señalar que hoy toma el préstamo del Banco Mundial porque no viene, como en el pasado, unido a una serie de condicionamientos en el manejo de la política económica. Si el préstamo del Banco Mundial se da en condiciones tan ventajosas, ¿por qué, entonces, se seguía acudiendo a fuentes más costosas.

Análisis de HOY

analisisoy.com.ec

El Gobierno de la revolución ciudadana ha dado un giro en su política de financiamiento exterior al anunciar su decisión de tomar un préstamo por $1 000 millones del Banco Mundial, a un plazo de 30 años, y una tasa de interés del 1,24%. “Vamos a aprovechar esa fuente de financiamiento barata y a largo plazo”, dijo el presidente Rafael Correa al confirmar una información que había sido difundida inicialmente por la embajadora de Ecuador en Washington, Nataly Celi.

El Gobierno sorprende por la manera tan alegre ?por decir lo menos - con la que cambia de posiciones, también por el hecho de no sentirse obligado a explicar giros tan contradictorios frente a su anterior discurso.

El Gobierno se ha limitado a señalar que hoy toma el préstamo del Banco Mundial porque no viene, como en el pasado, unido a una serie de condicionamientos en el manejo de la política económica. Aún más, el presidente simplemente ha dicho que el Banco Mundial va a prestar al Ecuador por las buenas condiciones en las que se encuentra la economía del país.

La discreción del Gobierno no puede ocultar, sin embargo, el giro en la política de financiamiento. El Banco Mundial había sido denunciado por el presidente Correa en el pasado como responsable del desastre económico del Ecuador y América Latina, como una entidad financiera que limitaba la soberanía de los países, y como la propulsora de la llamada larga noche neoliberal. La oposición de la revolución ciudadana al Banco Mundial llevó nada menos que a la expulsión del representante de este organismo en el Ecuador, en un arranque de afirmación nacionalista de la soberanía y confirmación radical del giro postneoliberal de la política económica.

Pues bien, ahora vuelve el Banco Mundial y los ecuatorianos casi debemos aplaudir el giro dado por el organismo financiero. Sin embargo, nada se dice de las condicionalidades del préstamo, de un lado; tampoco sobre la conveniencia de esta nueva fuente de financiamiento en relación con las otras fuentes ?especialmente la de China- que venía utilizando el Gobierno para cubrir sus necesidades fiscales. Si el préstamo del Banco Mundial se da en condiciones tan ventajosas, ¿por qué, entonces, se seguía acudiendo a fuentes más costosas? El restablecimiento de relaciones con el Banco Mundial ¿cambiará algunos de los lineamientos de la política económica? ¿Cuáles? La capacidad del presidente para persuadir a la opinión pública de ninguna manera le libera de su obligación de explicar ?rendir cuentas- de sus giros inesperados. El país aún espera una explicación más convincente de este retorno del Banco Mundial.

Si el préstamo del Banco Mundial se da en condiciones tan ventajosas, ¿por qué, entonces, el Gobierno seguía acudiendo a fuentes más costosas

Hoy
Hoy
16 Puntos
1

Deportes Economía Arte El mundo rinde tributo a García Márquez

Este es, amigos, el tamaño de nuestra soledad.Sin embargo, frente a la opresión, el saqueo y el abandono, nuestra respuesta es la vida. La poesía que con tan milagrosa totalidad rescata a nuestra América en las Alturas de Machu Pichu de Pablo Neruda el grande, el más grande, y donde destilan su tristeza milenaria nuestros mejores sueños sin salida. La mayoría de ellos nacen en los países con menos recursos, y entre éstos, por supuesto, los de América Latina.

Su familia, en tanto, aplaca el dolor en la intimidad

Ayer, en vísperas del homenaje que se rendirá en varios países, principalmente en México, su segunda patria, y en su natal Colombia, a Gabriel García Márquez, sus amigos y admiradores destacaron la entrañable personalidad del Nobel, fallecido el jueves. Entre ellos, un colombiano fue a su casa en Ciudad de México para cantarle la cumbia Navidad negra, una de sus favoritas. Este Diario se suma a los homenajes y reproduce un artículo que García Márquez publicó en sus páginas, en 1982.

La soledad de América Latina

Antonio Pigafetta, un navegante florentino que acompañó a Magallanes en el primer viaje alrededor del mundo, escribió a su paso por nuestra América meridional una crónica rigurosa que sin embargo parece una aventura de la imaginación. Contó que había visto cerdos con el ombligo en el lomo, y unos pájaros sin patas cuyas hembras empollaban en las espaldas del macho, y otros como alcatraces sin lengua cuyos picos parecían una cuchara. Contó que había visto un engendro animal con cabeza y orejas de mula, cuerpo de camello, patas de ciervo y relincho de caballo. Contó que al primer nativo que encontraron en la Patagonia le pusieron enfrente un espejo, y que aquel gigante enardecido perdió el uso de la razón por el pavor de su propia imagen.

Este libro breve y fascinante, en el cual ya se vislumbran los gérmenes de nuestras novelas de hoy, no es ni mucho menos el testimonio más asombroso de nuestra realidad de aquellos tiempos. Los cronistas de Indias nos legaron otros incontables. Eldorado, nuestro país ilusorio tan codiciado, figuró en mapas numerosos durante largos años, cambiando de lugar y de forma según la fantasía de los cartógrafos. En busca de la fuente de la Eterna Juventud, el mítico Alvar Núñez Cabeza de Vaca exploró durante ocho años el norte de México, en una expedición venática cuyos miembros se comieron unos a otros y sólo llegaron cinco de los 600 que la emprendieron. Uno de los tantos misterios que nunca fueron descifrados, es el de las once mil mulas cargadas con cien libras de oro cada una, que un día salieron del Cuzco para pagar el rescate de Atahualpa y nunca llegaron a su destino. Más tarde, durante la colonia, se vendían en Cartagena de Indias unas gallinas criadas en tierras de aluvión, en cuyas mollejas se encontraban piedrecitas de oro. Este delirio áureo de nuestros fundadores nos persiguió hasta hace poco tiempo. Apenas en el siglo pasado la misión alemana de estudiar la construcción de un ferrocarril interoceánico en el istmo de Panamá, concluyó que el proyecto era viable con la condición de que los rieles no se hicieran de hierro, que era un metal escaso en la región, sino que se hicieran de oro.

La independencia del dominio español no nos puso a salvo de la demencia. El general Antonio López de Santana, que fue tres veces dictador de México, hizo enterrar con funerales magníficos la pierna derecha que había perdido en la llamada Guerra de los Pasteles. El general García Moreno gobernó al Ecuador durante 16 años como un monarca absoluto, y su cadáver fue velado con su uniforme de gala y su coraza de condecoraciones sentado en la silla presidencial. El general Maximiliano Hernández Martínez, el déspota teósofo de El Salvador que hizo exterminar en una matanza bárbara a 30 mil campesinos, había inventado un péndulo para averiguar si los alimentos estaban envenenados, e hizo cubrir con papel rojo el alumbrado público para combatir una epidemia de escarlatina. El monumento al general Francisco Morazán, erigido en la plaza mayor de Tegucigalpa, es en realidad una estatua del mariscal Ney comprada en París en un depósito de esculturas usadas.

Hace once años, uno de los poetas insignes de nuestro tiempo, el chileno Pablo Neruda, iluminó este ámbito con su palabra. En las buenas conciencias de Europa, y a veces también en las malas, han irrumpido desde entonces con más ímpetus que nunca las noticias fantasmales de la América Latina, esa patria inmensa de hombres alucinados y mujeres históricas, cuya terquedad sin fin se confunde con la leyenda. No hemos tenido un instante de sosiego. Un presidente prometeico atrincherado en su palacio en llamas murió peleando solo contra todo un ejército, y dos desastres aéreos sospechosos y nunca esclarecidos segaron la vida de otro de corazón generoso, y la de un militar demócrata que había restaurado la dignidad de su pueblo. En este lapso ha habido 5 guerras y 17 golpes de estado, y surgió un dictador luciferino que en el nombre de Dios lleva a cabo el primer etnocidio de América Latina en nuestro tiempo. Mientras tanto 20 millones de niños latinoamericanos morían antes de cumplir dos años, que son más de cuantos han nacido en Europa occidental desde 1970. Los desaparecidos por motivos de la represión son casi los 120 mil, que es como si hoy no se supiera dónde están todos los habitantes de la ciudad de Upsala. Numerosas mujeres arrestadas encintas dieron a luz en cárceles argentinas, pero aún se ignora el paradero y la identidad de sus hijos, que fueron dados en adopción clandestina o internados en orfanatos por las autoridades militares. Por no querer que las cosas siguieran así han muerto cerca de 200 mil mujeres y hombres en todo el continente, y más de 100 mil perecieron en tres pequeños y voluntariosos países de la América Central, Nicaragua, El Salvador y Guatemala. Si esto fuera en los Estados Unidos, la cifra proporcional sería de un millón 600 mil muertes violentas en cuatro años.

De Chile, país de tradiciones hospitalarias, ha huido un millón de personas: el 10 por ciento de su población. El Uruguay, una nación minúscula de dos y medio millones de habitantes que se consideraba como el país más civilizado del continente, ha perdido en el destierro a uno de cada cinco ciudadanos. La guerra civil en El Salvador ha causado desde 1979 casi un refugiado cada 20 minutos. El país que se pudiera hacer con todos los exiliados y emigrados forzosos de América Latina, tendría una población más numerosa que Noruega.

Me atrevo a pensar que es esta realidad descomunal, y no sólo su expresión literaria, la que este año ha merecido la atención de la Academia Sueca de las Letras. Una realidad que no es la del papel, sino que vive con nosotros y determina cada instante de nuestras incontables muertes cotidianas, y que sustenta un manantial de creación insaciable, pleno de desdicha y de belleza, del cual éste colombiano errante y nostálgico no es más que una cifra más señalada por la suerte. Poetas y mendigos, músicos y profetas, guerreros y malandrines, todas las criaturas de aquella realidad desaforada hemos tenido que pedirle muy poco a la imaginación, porque el desafío mayor para nosotros ha sido la insuficiencia de los recursos convencionales para hacer creíble nuestra vida. Este es, amigos, el nudo de nuestra soledad.

Pues si estas dificultades nos entorpecen a nosotros, que somos de su esencia, no es difícil entender que los talentos racionales de este lado del mundo, extasiados en la contemplación de sus propias culturas, se hayan quedado sin un método válido para interpretarnos. Es comprensible que insistan en medirnos con la misma vara con que se miden a sí mismos, sin recordar que los estragos de la vida no son iguales para todos, y que la búsqueda de la identidad propia es tan ardua y sangrienta para nosotros como lo fue para ellos. La interpretación de nuestra realidad con esquemas ajenos sólo contribuye a hacernos cada vez más desconocidos, cada vez menos libres, cada vez más solitarios. Tal vez la Europa venerable sería más comprensiva si tratara de vernos en su propio pasado. Si recordara que Londres necesitó 300 años para construir su primera muralla y otros 300 para tener un obispo, que Roma se debatió en las tinieblas de incertidumbre durante 20 siglos antes de que un rey etrusco la implantara en la historia, y que aún en el siglo XVI los pacíficos suizos de hoy, que nos deleitan con sus quesos mansos y sus relojes impávidos, ensangrentaron a Europa con soldados de fortuna. Aún en el apogeo del Renacimiento, 12 mil lansquenetes a sueldo de los ejércitos imperiales saquearon y devastaron a Roma, y pasaron a cuchillo a ocho mil de sus habitantes.

No pretendo encarnar las ilusiones de Tonio Kröger, cuyos sueños de unión entre un norte casto y un sur apasionado exaltaba Thomas Mann hace 53 años en este lugar. Pero creo que los europeos de espíritu clarificador, los que luchan también aquí por una patria grande más humana y más justa, podrían ayudarnos mejor si revisaran a fondo su manera de vernos. La solidaridad con nuestros sueños no nos haría sentir menos solos, mientras no se concrete con actos de respaldo legítimo a los pueblos que asuman la ilusión de tener una vida propia en el reparto del mundo.

América Latina no quiere ni tiene por qué ser un alfil sin albedrío, ni tiene nada de quimérico que sus designios de independencia y originalidad se conviertan en una aspiración occidental.

No obstante, los progresos de la navegación que han reducido tantas distancias entre nuestras Américas y Europa, parecen haber aumentado en cambio nuestra distancia cultural. ¿Por qué la originalidad que se nos admite sin reservas en la literatura se nos niega con toda clase de suspicacias en nuestras tentativas tan difíciles de cambio social? ¿Por qué pensar que la justicia social que los europeos de avanzada tratan de imponer en sus países no puede ser también un objetivo latinoamericano con métodos distintos en condiciones diferentes? No: la violencia y el dolor desmesurados de nuestra historia son el resultado de injusticias seculares y amarguras sin cuento, y no una confabulación urdida a 3 mil leguas de nuestra casa. Pero muchos dirigentes y pensadores europeos lo han creído, con el infantilismo de los abuelos que olvidaron las locuras fructíferas de su juventud, como si no fuera posible otro destino que vivir a merced de los dos grandes dueños del mundo. Este es, amigos, el tamaño de nuestra soledad.

Sin embargo, frente a la opresión, el saqueo y el abandono, nuestra respuesta es la vida. Ni los diluvios ni las pestes, ni las hambrunas ni los cataclismos, ni siquiera las guerras eternas a través de los siglos y los siglos han conseguido reducir la ventaja tenaz de la vida sobre la muerte. Una ventaja que aumenta y se acelera: cada año hay 74 millones más de nacimientos que de defunciones, una cantidad de vivos nuevos como para aumentar siete veces cada año la población de Nueva York. La mayoría de ellos nacen en los países con menos recursos, y entre éstos, por supuesto, los de América Latina. En cambio, los países más prósperos han logrado acumular suficiente poder de destrucción como para aniquilar cien veces no sólo a todos los seres humanos que han existido hasta hoy, sino la totalidad de los seres vivos que han pasado por este planeta de infortunios.

Un día como el de hoy, mi maestro William Faulkner dijo en este lugar: «Me niego a admitir el fin del hombre». No me sentiría digno de ocupar este sitio que fue suyo si no tuviera la conciencia plena de que por primera vez desde los orígenes de la humanidad, el desastre colosal que él se negaba a admitir hace 32 años es ahora nada más que una simple posibilidad científica. Ante esta realidad sobrecogedora que a través de todo el tiempo humano debió de parecer una utopía, los inventores de fábulas que todo lo creemos, nos sentimos con el derecho de creer que todavía no es demasiado tarde para emprender la creación de la utopía contraria. Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra.

Agradezco a la Academia de Letras de Suecia el que me haya distinguido con un premio que me coloca junto a muchos de quienes orientaron y enriquecieron mis años de lector y de cotidiano celebrante de ese delirio sin apelación que es el oficio de escribir. Sus nombres y sus obras se me presentan hoy como sombras tutelares, pero también como el compromiso, a menudo agobiante, que se adquiere con este honor. Un duro honor que en ellos me pareció de simple justicia, pero que en mí entiendo como una más de esas lecciones con las que suele sorprendernos el destino, y que hacen más evidente nuestra condición de juguetes de un azar indescifrable, cuya única y desoladora recompensa, suelen ser, la mayoría de las veces, la incomprensión y el olvido.

Es por ello apenas natural que me interrogara, allá en ese trasfondo secreto en donde solemos trasegar con las verdades más esenciales que conforman nuestra identidad, cuál ha sido el sustento constante de mi obra, qué pudo haber llamado la atención de una manera tan comprometedora a este tribunal de árbitros tan severos. Confieso sin falsas modestias que no me ha sido fácil encontrar la razón, pero quiero creer que ha sido la misma que yo hubiera deseado. Quiero creer, amigos, que este es, una vez más, un homenaje que se rinde a la poesía. A la poesía por cuya virtud el inventario abrumador de las naves que numeró en su Iliada el viejo Homero está visitado por un viento que las empuja a navegar con su presteza intemporal y alucinada. La poesía que sostiene, en el delgado andamiaje de los tercetos del Dante, toda la fábrica densa y colosal de la Edad Media. La poesía que con tan milagrosa totalidad rescata a nuestra América en las Alturas de Machu Pichu de Pablo Neruda el grande, el más grande, y donde destilan su tristeza milenaria nuestros mejores sueños sin salida. La poesía, en fin, esa energía secreta de la vida cotidiana, que cuece los garbanzos en la cocina, y contagia el amor y repite las imágenes en los espejos.

En cada línea que escribo trato siempre, con mayor o menor fortuna, de invocar los espíritus esquivos de la poesía, y trato de dejar en cada palabra el testimonio de mi devoción por sus virtudes de adivinación, y por su permanente victoria contra los sordos poderes de la muerte. El premio que acabo de recibir lo entiendo, con toda humildad, como la consoladora revelación de que mi intento no ha sido en vano. Es por eso que invito a todos ustedes a brindar por lo que un gran poeta de nuestras Américas, Luis Cardoza y Aragón, ha definido como la única prueba concreta de la existencia del hombre: la poesía.

 

Hoy
Hoy
16 Puntos
Anuncio
Anuncio
Anuncio